Un medidor de agua es un dispositivo simple que se encuentra en la entrada principal de agua de una propiedad y registra el volumen de liquido vital  que fluye a través de dicho dispositivo cada día. Este volumen lo lee la JAPASP con el fin de calcular tu consumo, sin embargo, también puedes leerlo tú mismo. Aprender a leer tu medidor de agua es un proceso sencillo que te puede ayudar a entender tu propio nivel de consumo.

Pasos para leer el medidor de agua:

  1. Para poder leer correctamente el medidor de agua debes fijarte primero en los números que están en el lado izquierdo, los que corresponden al panel negro. Estos son los metros cúbicos que pasan por el contador.
  2. Una vez ya sabes esto, seguro comenzarás a entender cómo hacer la lectura. Fíjate ahora en los números que tenemos bajo el panel rojo son los litros de agua que han pasado por el medidor.
  3. Ahora, para hacer la lectura del medidor deberás interpretarlo como si fuera el cuenta kilómetros de un coche. Es decir, leer de izquierda a derecha.
  4. Entonces puedes saber cuantos metros cúbicos llevas gastados. Normalmente el cuadrante negro tiene cuatro o cinco números mientras que el rojo tiene dos (y puede tener un tercero que se mueve). Entonces si por ejemplo ves una lectura como 0301/01, debes saber que la lectura será de 0301 metros cúbicos y 01 litros.
  5. Si quieres saber qué es lo que anota la JAPASP para hacer la lectura mensual y cobrarte la factura, siempre es el valor de los metros cúbicos es decir, 0301 metros cúbicos.
  6. Nosotros en casa podemos hacer lo mismo que la JAPASP y ya sabremos qué gastamos y qué nos van a cobrar. Para hacer la lectura debemos tener referente de varios meses o de al menos el mes en curso y el mes anterior, porque así podremos restar la diferencia entre las lecturas de los metros cúbicos gastados y sabremos qué hemos consumido durante el mes.

Leer el medidor del agua te servirá, sin duda para ahorrar dinero ya que puedes anotar la lectura cada semana e ir viendo cuántos metros cúbicos gastas. Así podrás establecer pautas en casa para ir reduciendo el consumo y comprobar como los números de los metros cúbicos no avanzan tan rápidamente. Además, puedes fijarte también en la factura del agua si la lectura que te marca corresponde a tus cálculos y saber si lo que te están cobrando, es correcto o no. Piensa que ellos suelen hacer lecturas "promedio" en el caso de que no tengan la lectura real de tu medidor, de modo que puede ser que a veces no coincida.

 

0
0
0
s2sdefault
powered by social2s